Inicio > Noticias > Contenido

Aplicaciones de codificador de efecto Hall

Mar 28, 2017

Un codificador de efecto Hall utiliza un sensor de hall-array pasado sobre un campo magnético para producir una señal que luego se interpola a resolución. Los codificadores magnéticos de efecto Hall de Dynapar utilizan un sensor magnético para medir la señal en múltiples detectores para proporcionar una señal robusta y de alta resolución que es insensible a la desalineación, el choque y la vibración.


Los codificadores magnéticos del efecto del pasillo pueden ser extraordinariamente robustos. Debido a que los codificadores magnéticos se basan en un efecto inductivo, no requieren cojinetes, lo que elimina un punto de fallo del sistema. Típicamente, la electrónica dentro del codificador del efecto del pasillo se encapsula de modo que no se expongan a los elementos. Como resultado, los codificadores magnéticos de efecto Hall pueden operar cubiertos de polvo en un aserradero o salpicar diariamente en un ambiente de lavado sin ninguna protección adicional.

Un codificador de efecto Hall magnético está diseñado para generar una realimentación digital fiable en los entornos de aplicación más exigentes y duros. Las aplicaciones para esta tecnología suelen requerir amplias especificaciones de temperatura, alta resistencia a golpes y vibraciones, sellado robusto y protección contra contaminantes, al tiempo que se enfocan en la confiabilidad de la señal de salida, facilidad de instalación y reducción del tiempo de inactividad. Las aplicaciones más populares para los codificadores magnéticos de efecto de sala incluyen la retroalimentación de velocidad y posición en construcción, agricultura, minería, silvicultura y en aplicaciones de alimentos y bebidas con productos de lavado o productos químicos corrosivos.