Inicio > Noticias > Contenido

Más información sobre cajas de cambios

Mar 07, 2017

Las cajas de cambio, normalmente denominadas transmisiones, son dispositivos mecánicos o hidráulicos utilizados para transmitir energía desde un motor o motor a diferentes componentes dentro del mismo sistema. Por lo general consisten en una serie de engranajes y ejes que pueden ser acoplados y desacoplados por un operador o un sistema automático. El término caja de cambios también se refiere a la carcasa llena de lubricación que sostiene el sistema de transmisión y lo protege de diversos contaminantes.

La mayoría de las cajas de engranajes se utilizan para aumentar el par y reducir la velocidad de salida del eje del motor; Tales transmisiones, muchas de las cuales también incluyen la capacidad de elegir entre una serie de engranajes, se encuentran regularmente en automóviles y otros vehículos. Los engranajes de velocidad más baja tienen un par de torsión aumentado y son por lo tanto capaces de mover ciertos objetos del resto que sería imposible mover a velocidades más altas ya pares más bajos; Esto explica la utilidad de las marchas bajas en las operaciones de remolque y elevación. En algunos casos, los engranajes están diseñados para proporcionar velocidades más altas pero menos torque que el motor, permitiendo un movimiento rápido de componentes ligeros o sobremarchas para ciertos vehículos. Las transmisiones más básicas simplemente redirigen la salida del eje motor / motor.

Automotive transmisiones caen en tres categorías principales: automático, semi-automático y manual. Las transmisiones manuales tienden a ser las más eficientes en cuanto a combustible, ya que se pierde menos combustible durante el cambio de marcha; En estos sistemas, el operador determina cuándo cambiar de marcha y activa el mecanismo de embrague. Las transmisiones automáticas realizan cambios de engranaje basados ​​en la presión del fluido en la caja de cambios, y el operador tiene control limitado sobre el sistema. Las transmisiones semiautomáticas ahora se ven en un uso más amplio, y permiten al usuario enganchar un sistema manual del cambio de engranaje cuando es necesario, mientras que las operaciones normales del engranaje se controlan automáticamente.

Los reductores utilizan una amplia gama de tipos de engranajes, incluyendo engranajes helicoidales, engranajes cónicos y en espiral, engranajes helicoidales y engranajes rectos. Estos mecanismos están diseñados para realizar una tarea específica dentro de la caja de cambios, desde la reducción de la velocidad hasta la dirección del eje de salida cambiante. Sin embargo, cada engranaje adicional resulta en pérdida de potencia debido a la fricción, y la eficiencia es clave para el diseño del sistema adecuado.